Para América el Clásico, pero con Polémica

Ah, pero si fuera al revés… escribió Chivas

Terminó el debate, puede ser que nunca lo hubo. América le enseñó a Chivas quién es el equipo más grande de México. Los cruces de palabras le pusieron calor al juego durante la semana, ambos clubes se autoproclamaron como los más grandes del país, sin embargo, en la cancha las Águilas le pasaron por encima a los rojiblancos.América ganó por los goles de Henry Martín y Alejandro Zendejas, pero también por el empuje de su gente, el coloso de Santa Úrsula tuvo un ambiente hostil como hace mucho no se observaba.

La casa de las Águilas se convirtió en ese monstruo de miles de cabezas que tanto se habla. América ganó por sus aficionados, sus jugadores, su técnico. El 2-1 ejemplificó lo que es el cuadro azulcrema en la actualidad, un equipo agresivo, goleador y que gana. Chivas tuvo una reacción, pero no para detener el vuelo de los amarillos.

América pegó rápido, ni tiempo le dio a Chivas de acomodarse en el campo. Luis Olivas trompicó a Henry Martín en el área, Adonai Escobedo señaló el penalti. Henry tomó el balón y con un potente disparo abrió la cuenta. La ‘Bomba yucateca’ está encendida y no para de anotar. Gerardo Martino le tiene que guardar un puesto para Qatar 2022. Santiago Giménez del otro lado del charco es el otro delantero con mejor ritmo goleador, pero esa es otra historia.

América jugó con el gol tempranero, los azulcremas aturdieron a Chivas, los desesperaron y esperaron para pegar de nuevo. Diego Valdés con un tiro de lejos estuvo cerca de aumentar la cuenta. Miguel Jiménez le sacó un balón con un gran vuelo.

El siguiente remete cuajó. Alejandro Zendejas no se tentó el corazón contra su anterior equipo y con un tiro raso puso el segundo clavo en el ataúd, con ese fue suficiente.

Chivas tuvo que caer como el otro equipo grande que es, Cristian Calderón vino de la banca para enseñar que no solo es valiente con los micrófonos, el ‘Chicote’ le regresó la vida al Rebaño con un remate en el área.

El Clásico no es Clásico si no existe polémica. Sergio Flores cabeceó en el área, Ochoa atajó, pero pareció que el balón entró en su totalidad. El VAR no lo confirmó y el juego siguió.

El Rebaño quemó todos sus cambios, múltiples balones llegaron al área americanista, sin embargo, el tiempo se les agotó. América se lleva los tres puntos, el liderato general y mantiene intacto el ego.

No podía ser otro. Cristian Calderón terminó con la racha imbatible del portero Guillermo Ochoa y las Águilas del América que llegó a un total de 360 minutos sin recibir gol en el Clásico Nacional. Un ‘chicotazo’ letal fue suficiente para lograrlo.

A balón parado, el jugador de Chivas aprovechó un desvío de Jonathan Rodríguez, se deshizo de la marca del joven Emilio Lara y venció a Memo una vez más, como lo ha hecho en los últimos tiempos. El último festejo que sufrió el guardián americanista en su contra en un partido contra el Rebaño Sagrado fue precisamente de Calderón en los cuartos de final de vuelta del Apertura 2020, que terminó por eliminar al conjunto azulcrema. Desde entonces, Ochoa colgó el cero en los últimos tres cotejos ante Guadalajara, es decir en los dos torneos del 2021 y también en el primer semestre de este año, pero esa racha se vio rota finalmente.

De hecho, en los últimos siete Clásicos Nacionales, el conjunto rojiblanco ha marcado un total de cuatro goles a su acérrimo rival, todos ellos por parte del Chicote, que se alzado como el héroe indiscutible de su equipo sobre América, aunque esta última vez no fue suficiente para evitar la derrota de su equipo.

Con Información del Esto

Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota 

En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez

Escríbenos [email protected]