Tigres Sufre pero Avanza

Tigres 2-1 Toluca
Sede Estadio Universitario
Árbitro Fernando Hernández Gómez

André-Pierre Gignac es garantía en fases finales y sabe jugarlas. En la etapa que le encanta aparecer, un doblete del francés fue suficiente para poner a Tigres en los Cuartos de Final del Guard1anes 2020. 2-1 final, sobre un Toluca que luchó hasta el último minuto, pero que no lograron la diablura en el estadio Universitario.

La grandeza de los mexiquenses no apareció. En cambio, los felinos espantaron a sus demonios en repechaje y se confirmaron como el séptimo invitado a la fiesta, ahora su siguiente reto será en la capital.

Tigres y Toluca lo sabían, era un duelo de matar o morir. La presión estaba con los felinos, cualquier resultado que no significara estar en Liguilla, sería considerado como fracaso por la alta nómina que maneja. Los Diablos Rojos, a pesar de su grandeza, llegó como la víctima, sin absolutamente nada que perder, pero mucho que ganar.

Con una lluvia ligera en San Nicolás y un Volcán sin el ruido incomparable, el partido dio inicio. Los locales hicieron suyo el balón, quisieron, buscaron por todos lados y Luis Rodríguez fue el primero que avisó. El Chaka sorprendió en el área, Guido Pizarro observó y cedió a su llegada. El lateral hizo lo más complicado, dejó cimbrada a la zaga escarlata, mostró su habilidad de regate y disparó, sin embargo, el travesaño le quitó la gloria.

Toluca tuvo poca respuesta. Los visitantes buscaron con desesperación a Rubens Sambueza para que fuera el hombre que intentara algo distinto, pero fue imposible. Tampoco significó que se hayan desgastado, no le jugaron de tú a tú a su rival norteño y esa especulación la pagaron caro en un abrir y cerrar de ojos.

Así fue como apareció el de siempre, no pudo ser otro. André-Pierre Gignac, inexistente por media hora, necesitó sólo tres minutos para cambiar el rumbo del cotejo con un doblete magistral. Primero, el Bomboro aprovechó un servicio perfecto de Luis Quiñones. Con un cabezazo certero, hizo añicos la marca del joven Haret Ortega y la mandó a las redes. Instantes después, cobró de forma perfecta un tiro libre lejano. Con toda esa jerarquía que lo caracteriza, tomó el balón, miró la portería y la incrustó ante la complicidad del portero Luis García. Así, con el regocijo regiomontano, llegó el descanso.

El panorama cambió completamente en la segunda mitad. Los cambios en ambas escuadras llegaron y Tigres lo sufrió. El recién ingresado Alan Medina, de los mexiquenses, tomó la redonda después de un servicio preciso de Rubens Sambueza, centró raso y la pierna de Hugo Ayala, el otro ingreso, la mandó a su propia portería. La noche de terror, en su festejo de 424 partidos con la escuadra norteña, estuvo cerca. El defensor fue expulsado, pero el VAR cambió la decisión y lo salvó. Pero el destino de Ayala era salir del campo antes de tiempo. No pasaron ni 15 minutos y una falta de obstrucción sobre Diego Rigonato lo mandó a las regaderas.

Con un hombre más, Toluca jugó el todo por el todo, la pesadilla norteña de los goles en los últimos instantes, rondó por Nuevo León, pero no pudo. Tigres es otro invitado a la Liguilla y va por un trofeo de Liga más.
Con Información de ESTO
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]