León Primer Finalista

Un ángel cuida a los esmeraldas. No tiene alas, pero hace milagros. León jugó contra el marcador y frente a un cuestionable trabajo de César Ramos Palazuelos, pero lo logró. Mena apareció en el momento crucial de la competencia, torneos atrás se le reclamaba al ecuatoriano hacerse invisible en la fase final, ahora es distinto. El Ángel del gol puso a los verdes en la gran final. Primero con un tiro de derecha y luego con la cabeza. Mena no utilizó su pierna más hábil para hacer daño. Los felinos se pegaron, hasta bronca y expulsados hubo. León está. Falta Pumas para repetir la final del Guard1anes 2020 o Atlas para presenciar una batalla inédita.

El juego fue efervescente de principio a fin. Los esmeraldas salieron a su cueva feroces. La Fiera nunca jugó tan violento enfrente. La tarea era marcar rápido. Ariel Holan lo entendió, los jugadores también. El resultado fue un torbellino verde.
Pero antes de todo eso Carioca estiró el pie a la cara de Santiago Colombattotras una falta del argentino. León reclamó la jugada, pero César Arturo Ramos decidió platicar con los capitanes y seguir el juego. Ese no fue una buena señal.

El árbitro mundialista en Rusia 2018 no tuvo un juego fácil. Los jugadores esmeraldas le reclamaron todo. Tigres también.

León se sintió afectado con varias decisiones del juez central, faltas, manos en el área, hasta un gol anulado a Víctor Dávila por fuera de lugar. Todo ese se acumuló.
El juego no tuvo pausas. León fue insistente. El premio por el esfuerzo llegó pronto.

Javier Aquino perdió un balón con Colombatto, Santiago se lo punteó a Mena y el Ángel del gol con un tiro cruzado venció a Nahuel Guzmán. El ecuatoriano le pegó al balón con furia. Esas eran las ganas de León por darle la vuelta al marcador global.

Lastimosamente el gusto le duró poco a los esmeraldas. Osvaldo Rodríguez se quedó colgado en un pase largo de Nicolás López. Diego Reyes entró sin marca y sin dejar caer el balón superó a Rodolfo Cota.

El vértigo estuvo en todo el campo. Los roces no se detuvieron. Andrés Mosquera y William Tesillo fueron los primeros amonestados.

El primer tiempo terminó ríspido y con una lluvia de reclamos para César Ramos. El árbitro también fue encarado por André-Pierre Gignac luego de que el médico de conmoción cerebral intervino para revisar a Juan Sánchez Purata. El tiempo agregado se consumió en ese momento y no repuso nada. Eso le generó más gritos de los esmeraldas. Colombatto se fue amonestado.

La gasolina de los esmeraldas fue consumiéndose. Los ataques fueron menos, pero aparecieron constantemente. En ese momento de embates verdes Nahuel Guzmán quiso ser el héroe. El Patón le detuvo tiros que iba a gol a José Iván Rodríguez y luego a Víctor Dávila.

El resto del juego fue de nervios. Los técnicos movieron sus piezas. Ariel Holan metió a Fernando Navarro y Luis Montes, mientras que Miguel Herrera se echó para atrás dándole minutos a Aldo Cruz, David Ayala y Jesús Dueñas.

Las propuestas fueron claras. El Piojo se arriesgó a que le llegaran. Nahuel se agigantó. Nada pasaba. Fue en la agonía de juego. Guzmán le detuvo dos tiros a Mena, pero Jean Meneses insistió, metió un globo al área, el Ángel levitó y con la cabeza puso de cabeza al estadio.

Ese gol generó la bronca de la noche en las bancas. Golpes, empujones, gritos. Luis Quiñones y Osvaldo Rodríguez terminaron expulsados.

Tigres se volcó al frente. Carlos González tuvo la última ocasión para recuperar la ventaja global, pero no alcanzó a contactar un balón suelto en el área.
César Ramos agregó 8 minutos. El nerviosismo estuvo a tope, sin embargo, no hubo más.

León con drama está en la final.

Con Información del Esto

Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota 

En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez

Escríbenos [email protected]