Boston Apalea a Houston

Tener dos semanas sin lanzar sacó de ritmo a José Urquidy, el serpentinero mexicano tuvo la peor actuación de su carrera en la noche menos oportuna, lo agarraron a macanazos, ni siquiera pudo llegar a la segunda entrada. Boston aplastó 12-3 a Houston.

El cuadro patirrojo vivió una jornada de ensueño, destruyó a sus rivales a palos, cuatro jonrones los colocaron a medio camino del Clásico de Otoño. Al bat lucen imparables, 21 carreras han anotado en los últimos dos encuentros.

Kyle Schwarber fulminó a los Astros tras disparar un Grand Slam. Los Medias Rojas se pusieron 2-1 arriba en la Serie de campeonato.

EL JUEGO

Después de un inning inicial sin complicaciones, comenzó el martirio del pitcher tricolor. Tras regalarle una colchoneta a su compatriota Alex Verdugo, le acumularon leñazos. Christian Vázquez trajo la primera rayita de los patirrojos con un sencillo.

Urquidy estaba contra la pared, se le llenaron los cojines, su esperanza era limitar el daño. Un piconazo de Christian Arroyo parecía terminar la amenaza, sin embargo, José Altuve no pudo controlar la pelota, entró la segunda rayita.

La pifia del venezolano le costó a su equipo, en cuenta de 3-0, Kyle Schwarber conectó un jonrón con los senderos congestionados. Como en el segundo duelo, la victoria se inclinó rápido de un lado. Siete bateadores se embasaron de manera consecutiva.

Ni tener las colchonetas vacías le permitió mejorar al mexicano, bajó del montículo cabizbajo, su línea quedó en 1.2 entradas retiradas, cinco imparables, el mismo número de carreras limpias y dos bases por bolas.

En su lugar ingresó Yimi García, el relevista también recibió una sacudida. Arroyo dio un bombazo que dejó un aplastante 9-0. La novena texana vivió un déjá vu del juego 2, sus aspiraciones habían desaparecido después de tres entradas.

Kyle Tucker dio señales de vida por los visitantes, pegó un vuelacercas de tres carreras. El abridor Eduardo Rodríguez tenía dos outs y a su rival en 0-2, pudo trabajarlo, pero eligió atacarlo y pagó.

La pirotecnia continuó en el Fenway Park, JD Martínez y Rafael Devers se sumaron a la fiesta de tablazos tras pegar bombazos por encima del monstruo verde.

Houston se apagó, Altuve, Alex Bregman y Carlos Correa se quedaron en blanco en sus 12 turnos de manera combinada.

Boston está convertido en una máquina de carreras, los vuelacercas se llevaron los reflectores, pero Enrique Hernández siguió en gran momento, sumó un par de imparables en sus cuatro apariciones al bat. Verdugo dio un hit.

Con Información de ESTO

Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota 

En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez

Escríbenos [email protected]