Atlas le Da su Despedida al Tuca

Adiós Tuca. La tercera era de Ricardo Ferretti en Tigres terminó de forma triste. Es tiempo de cambios. Florian Thauvin es el inicio de la reestructuración. Atlas no tuvo vela en el entierro y se dedicó a jugar, ser mejor y concretar su pase a cuartos de final. Les costó. No fue fácil domar a los felinos, sin embargo, Julio Furch regresó a reclamar su trono. El Emperador se perdió casi toda la fase regular por una lesión, pero volvió en el momento justo. Camilo Vargas fue el otro hombre de hierro. Juntos le dieron forma al 1-0. Atlas está en la fiesta. Tigres hasta la próxima.

Los Zorros tuvieron una mejor fase regular, el juego fue en el estadio Jalisco, pero no eran vistos como favoritos. Tigres en juegos de eliminación directa se crece. Tener a Ricardo Ferretti en la banca era otra razón para tenerles respeto.

Los Zorros no le hicieron caso a eso. Si se ubicaron en el escalón siete de la tabla regular no fue casualidad. Atlas fue osado. Jesús Angulo en los primeros instantes del juego quedó solo frente a Nahuel Guzmán tras un pase preciso de Renato Ibarra, el lateral le quiso elevar el balón al Patón, pero le faltó fuerza. Angulo dejó ir una opción clara, de las que no se pueden fallar frente a los universitarios.

En esa misma jugada sucedió algo extraño. Pablo Hernández en su intento de seguir la acción se trabó en el pasto y cayó lesionado. Las asistencias entraron a revisar al abanderado número 1, pero no pudo seguir. Óscar Mejía tuvo que suplirlo.

Tras esa distracción Atlas continúo su asedio. Renato Ibarra por el lado derecho se convirtió en una pesadilla para Aldo Cruz. El ecuatoriano se lo llevó las veces que quiso, Renato metió centros peligrosos, sin embargo, Milton Caraglio no los encontró.


Atlas enseñó más deseos de ganar. Los Zorros entendieron que era dar todo.

Tigres ofreció chispazos, pero ninguno de sus elementos exigió a Camilo Vargas. Bueno, un disparó de André-Pierre Gignac tras un rebote de un tiro libre. El francés le metió candela a su tiro, pero el portero colombiano enfrío todo con el pecho.

Ese tiro de André fue lo único que generó Tigres. Carlos González no tuvo balones, mientras que Julián Quiñones por el lado derecho erró muchos pases.
César Ramos Palazuelos repuso los 5 minutos que se perdieron por la lesión de su compañero Pablo Hernández, pero no hubo acciones que relatar.


Diego Cocca ocupó el descanso para arengar a su equipo. Atlas tuvo posibilidades de echar a Tigres.
Renato Ibarra y Ozziel Herrera pusieron nerviosos a los regios. Ricardo Ferretti supo que era el momento de sacudir a su manada con cambios.

El Tuca metió a Luis Quiñones y Nicolás López. Las modificaciones fueron necesarias.

El juego se partió, pero hubo muchas imprecisiones. Los nervios comenzaron a jugar en contra de los veintidós futbolistas.
A partir del minuto 60 el juego detonó. Los espacios fueron más. Gignac con un tiro que atajó Vargas y Ozziel Herrera en un balón que no alcanzó a conectar elevaron el ritmo cardiaco de los asistentes.

Diego Cocca también modificó. El estratega rojinegro metió a Edgar Zaldívar y Brayan Trejo. Fue momento de intentar todo para evitar los penaltis.

En ese instante hubo un pequeño conato de bronca entre Jesús Angulo y Gignac, pero la mecha se cortó rápido.

Cocca no esperó mucho para volver a cambiar. Diego quemó sus últimas cartas dándoles minutos a Ignacio Malcorra y Julio Furch. Como por arte de magia acertó. Nacho y el Emperador fabricaron la jugada con la que los Zorros se adelantaron en el marcador. Ignacio centró y Julio concretó.

Tigres se volcó al frente, demasiado tarde. Carlos González en tiempo de reposición metió un cabezazo que Camilo Vargas alcanzó a desviar de manera agónica. El portero colombiano sacó todo lo que le llegó.

Atlas soportó los rasguños felinos y se quedaron con el boleto a cuartos de final.

Con Información de ESTO

Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota 

En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez

Escríbenos [email protected]