No Hay Diferencia entre Ser Madre Adoptiva y Biológica

* «La felicidad es la misma»: beneficiarias
Madre

Xalapa, Ver., 27 de diciembre de 2015.- Comúnmente, se piensa que la única forma de alimentar a los hijos adoptivos en etapa lactante es a través de la leche de fórmula, sin embargo, las madres adoptivas también pueden amamantar, tal es el caso de Perla Ivonne Salazar García.

Su familia recibió al pequeño Carlo, menor que habitaba en el pabellón maternal de la Casa Asistencial Conecalli y que recientemente fue integrado a un núcleo familiar, gracias al proceso de adopción que promueve el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Carlo se encuentra en etapa lactante y por su condición requiere de la leche materna, ya que contiene proteínas, minerales y vitaminas, que son de suma importancia para su crecimiento, desarrollo y salud.

Es por ello que ahora su madre por adopción tendrá la oportunidad de alimentarlo gracias a técnicas de succión e inducción, respaldadas por profesionales de la Secretaría de Salud (SS) de Veracruz, que permiten que los niños que han sido adoptados puedan ser alimentados por sus madres, permitiéndoles conocer los beneficios de la leche materna.

“Estamos muy contentos que Carlo haya llegado a nuestra familia, fue un proceso fácil y transparente con base en la nueva Ley de Adopciones. Pero como es un bebé debemos tener el doble de cuidados de lo normal y por esa condición me fue otorgado un permiso prenatal de maternidad, para poder alimentar a mi niño y así también crear un lazo y apego con él”, dijo Perla Ivonne.

Cabe destacar que con fundamento en las Condiciones Generales de Trabajo en el Estado de Veracruz, respaldadas en la Ley Estatal del Servicio Civil, se fija que las mujeres disfrutarán de licencia por 90 días a partir de la fecha en que se expida la incapacidad prenatal y se otorgará licencia por cuidados maternos, hasta por el tiempo máximo del periodo de lactancia.

Asimismo, el DIF estatal, a través de la Ley 573 de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, promueve que todos los lactantes tienen derecho a una buena nutrición, y por ello esta legalidad respalda que los menores de edad desde los primeros días de nacidos gocen de una buena alimentación.

“Ahora sé que las mamás adoptivas también podemos amantar a los bebés para tener ese apego, no hay diferencia entre ser madre biológica o adoptiva, la felicidad es igual”, precisó la beneficiaria.

Por otra parte, la educadora y consejera en lactancia materna, María Francisca Herrera Chiquito, explicó que toda mamá que adopte a un menor lactante puede alimentarlo con seno materno exitosamente, porque la leche materna se produce por medio de la estimulación.

“Si el bebé le está estimulando por medio de la succión, hará que se produzcan unas hormonas que van a dar la producción de la leche; también se puede recurrir al apoyo de medicamentos denominados galactogogos (sustancia que aumentan la producción de leche) para alimentar al menor de edad”.

Agregó que los beneficios son los mismos para un recién nacido por adopción, es decir, permite que los niños y sus madres establezcan lazos de unión, además de otorgar sustancias protectoras y nutrientes que no están presentes en una fórmula láctea.
Síguenos en Twitter @paracomentarse
En Facebook, Periscope, Vine e Instagram en Paracomentarse
Escríbenos [email protected]