No Voy a Morir de Rodillas: Casiano

* «Me Voy a Parar Como un Hombre»
* Entrenan el sábado

098-a

Veracruz, Ver., a 4 de diciembre de 2015.- Luego de perder la serie ante Pioneros, Halcones Rojos Veracruz regresará a los entrenamientos en una larga semana previa a su siguiente gira que es ante Satos de San Luis los próximos 10 y 12 de diciembre.

El equipo descansó este viernes y será hasta el sábado a las 19.00 horas cuando reporte al Auditorio “Benito Juárez” e iniciar sus entrenamiento con miras al siguiente rival.

Entrevistado al término del segundo juego ante Pioneros, Eddie Casiano reconoció que “jugamos mal” y que los quintanarroenses fueron muy superiores a ellos “no hay excusa, nos ganaron en buena lid, tratamos de hacer un esfuerzo en la segunda mitad pero no fue suficiente”.

Señaló que la derrota fue más allá de lo que sus jugadores ´juegan´ en la duela “no es cuestión de lo que hacemos. Es más esfuerzo; yo creo que al principio del juego no había esfuerzo, no había el área de ´quererlo´; cada cual tiene que entender que esta es una profesión que tienes que jugar como si fuera tu último día, porque cualquier cosa puede pasar mañana, es una profesión que tú tienes que ir día a día y mejorar y el área de esfuerzo no puede ser mi motivación de que trabajen duro, eso tiene que venir en la ´caja´, eso tiene que venir en el corazón y eso tiene que venir en cada jugador”, enfatizó el bicampeón con Halcones Rojos.

Asimismo, fue claro en señalar que antes que ante todo primero está el equipo y si es necesario seguirá tomando decisiones “le guste a quien le guste” pues “toda mi vida he sido ganador”.

Reconoce que éste es un ano difícil pero “yo no estoy aquí para estar con los brazos cruzados. Voy a tomar alternativas, le guste a quien le guste, y voy a seguir batallando, yo sé que estoy en una posición en la que me puse yo mismo al aceptar el reto pero yo no voy a morir de rodillas, yo me voy a parar como un hombre, voy a seguir batallando y mejorando al equipo”.

“Toda mi vida he sido ganador, 10 campeonatos lo dicen, pero esto es un reto nuevo. No le tengo miedo, en momentos buenos uno se pone la camisa de que tenemos un equipo bueno; ahora tenemos un equipo con el que tenemos que trabajar para que ser bueno. Y también me paro aquí delante de todo el mundo y con mucho orgullo lo trato de hacer, así que no hay de otra, (hay que) seguir trabajando y mañana será otro día”, señaló el nacido en Manhattan hace 43 años.

-Si esta serie hubiera sido más adelante, tus últimas dos incorporaciones con más juegos, ¿Habría sido diferente?
“Yo creo que sí porque no hemos practicado; creo que somos el último equipo que no ha tenido el descanso de 10 días, se nota. En el último juego en Torreón y hoy (jueves) al principio estaban un poco cansados mentalmente, pero no hay excusa, esta es una profesión que te pagan por dos horas de trabajo por la mañana y dos horas por la noche. Yo creo que hay que darle gracias a Dios de que tenemos este trabajo y que ganamos mucho dinero con lo que hacemos, mientras otras personas tienen que trabajar ocho horas; nosotros tenemos que darle gracias a Dios cada vez que vamos a la cancha y dar todo lo que tenemos para demostrar que nosotros sí queremos estar jugando baloncesto y defender los colores que tenemos”.

-Es raro verte sentado mucho tiempo en la banca
“Parado o sentado yo no meto la bola. Cuando ví la primera mitad creo que ponerle presión a los jugadores yo creo que estaba un poquito de más; era más bien hablarles un poco, tranquilizarlos, que tuvieran confianza. Hay veces que uno sentado y no haciendo tanto movimiento, simplemente llevando el mensaje claro, a lo mejor pueden reaccionar. No porque el dirigente esté gritando o callado no significa que es un buen dirigente”.
Síguenos en Twitter @paracomentarse
En Facebook, Periscope, Vine e Instagram en Paracomentarse
Escríbenos [email protected]