‘En 2016, Quiero Todo’: Tomás Boy

* El ‘Jefe’ desea que el agobio por los 18 años sin título se transforme en alegría y se fija el próximo año como meta para triunfar
Boy

Tomás Boy habla a partir de la tranquilidad. El técnico de Cruz Azul luce sereno, confiesa sus deseos y expectativas en La Máquina.

Relata el beneplácito que representó llegar a la institución, pues tras ser despedido del Atlas creyó que su carrera había terminado; dice que quiere cerrar bien el torneo, que se vea su mano en el equipo en los dos partidos que le restan (Pachuca y Tigres); y remata, con su ambición característica, con la sentencia de “ganar todo en 2016”. Palabra de Jefe.

-¿Cómo cierras el año?
Estamos terminando este 2015 en una organización fabulosa, en la cual no creí que pudiera trabajar tan pronto, después de desvincularme del Atlas, pues quedé muy afectado con la eliminación, pensé que no tenía para más. Mi mamá falleció exactamente dos días después de la eliminación de Atlas, eso me afectó más y no fue fácil reponerse de eso. Ella y yo éramos muy unidos, fue mi mayor soporte anímico, mi fortaleza nace del amor de mi madre. Hoy me ha renacido la ilusión, me han llamado a trabajar a esta organización y la verdad estoy muy contento.

-¿Cómo te gustaría terminar el torneo?
Quiero que en lo futbolístico pueda encontrar soluciones muy importantes, aunque no le alcance al equipo, que el equipo de verdad pueda ofrecer ese cambio que todo mundo quiere, sobre todo en el concepto de juego y en la visión a futuro, que se vea que tengo un sello de proyección que levante cosas importantes.

-¿Qué quieres para el 2016?
Quiero todo, quiero ganar todo lo que se pueda, quiero permitirme ayudar a esta organización a que cumpla sus objetivos en el camino que me lleve por delante, quiero participar de cosas buenas, nuevos proyectos.

-¿El título es un objetivo o una presión?
No tengo agobio, pienso que los jugadores han llevado mucha presión porque los agobian con eso, después de 18 años es un agobio para ellos. Es como los goles, si estás tan obsesionado por meter un gol no vas a meterlo, los goles son como los líderes, surgen, ése es el desafío, evitar que los jugadores se presionen antes de tiempo. Estar en Cruz Azul significa el título y trabajar muy bien, porque es lo que esperas de jugadores de esta magnitud, es un grande y todos los grandes sólo pueden estar bien si tienen títulos, esa es la verdad.

-¿Cruz Azul es el mejor club donde has estado?
Éste es un club que me tiene sorprendido, porque hay mucha gente que hace diferentes cosas, entonces estoy más acostumbrado en tomar participación en otras áreas en las organizaciones que he estado; aquí no, aquí sólo me debo dedicar a entrenar.

-¿Habrá una renovación?
No lo sé, evidentemente hay que mejorar algunas áreas. Todavía no conozco bien a este equipo para tomar una determinación final y no me gusta hacerlo solo, me gusta que mi directiva participe. No creo en eso de exigir cosas, entiendo que se ha hecho un gasto terrible en esta temporada, dos entrenadores, 10 jugadores; uno debe entender las cosas.
Con Información de Record
Síguenos en Twitter @paracomentarse
En Facebook, Periscope, Vine e Instagram en Paracomentarse
Escríbenos [email protected]