Albinegros Se Saborea el Clásico

*Orizaba quiere tomar venganza del juego del torneo pasado
*Se buscan los tres puntos y el iniciar una buena racha de triunfos

IMG_2608

Orizaba, Veracruz.-Conscientes de que en un clásico regional se juegan más que las tres unidades, los Albinegros de Orizaba tienen un aliciente más para su próximo compromiso y es el cobrar venganza de la última derrota sufrida el pasado torneo en temporada regular, misma que a manos de los Delfines se registró en un juego donde los orizabeños hicieron el gasto y al final los delfines encontraron una jugada fortuita con la que liquidaron el cotejo.

Además, los Bicolores quieren repetir esa buena racha conseguida en el Apertura 2014 luego de enfrentar a los petroleros, donde se cosecharon 14 de 15 puntos posibles, resultado de cuatro victorias y un empate que les permitió acceder a la fiesta grande.

Mentalizados en su objetivo, los dirigidos por el estratega Pascual Sandoval regresaron esta mañana al campo Superior del Socum para seguir delineando la estrategia que mostrarán ante los porteños el próximo sábado.

Para comenzar la práctica los orizabeños efectuaron trabajo aeróbico, pasando luego a realizar un circuito físico en donde se trabajaron la fuerza, potencia, velocidad, coordinación y elasticidad.

Ensayando los disparos a portería los jugadores de campo efectuaron continuos lanzamientos desde varias zonas del terreno de juego, dinámica donde se usaron variantes tanto en lo individual como en lo colectivo, pero siempre terminando con la esférica a portería, donde los guardametas vigilaban y hacían su trabajo.

Utilizando primero media cancha y posteriormente la totalidad del terreno de juego, el cuerpo técnico puso en práctica una vez más la formación que usarán ante los cetáceos, misma a la que se le corrigieron pequeños detalles para lograr un funcionamiento a la perfección.

Para la tarde de este jueves los Albinegros cerrarán los trabajos vespertinos de la semana con actividad de gimnasio, lugar donde cumplirán con una dura rutina focalizada en el fortalecimiento de las extremidades inferiores.

En este duelo sobresale una estadística que es digna de comentar, pues las ofensivas tanto de Albinegros como de Coatzacoalcos tienen similares números, sumando Orizaba nueve anotaciones por ocho de los cetáceos, no así en el renglón de la defensiva, rubro donde los Bicolores han permitido sólo seis goles por trece veces que la zaga petrolera ha tenido que recoger el balón del fondo de su cabaña.

Mañana los orizabeños estarán finiquitando los trabajos para recibir a los Delfines, equipo al que el próximo sábado le mostrarán un esquema completamente ofensivo y en busca de las tres unidades en juego, que además les permitirán reconciliarse con su fiel afición.