Deseo, Dedicación y Determinación: Josué Ruíz

chapo ruiz

Veracruz, Ver., a 13 de diciembre de 2013.- Proveniente de la Universidad de las Américas Puebla, egresado de la Licenciatura de Negocios Internacionales llega el carismático Josué Ruíz, mejor conocido como “Chapo Jones”, a cumplir su sueño de jugar basquetbol a nivel profesional.

Nació el 7 de febrero de 1988 en la ciudad de Colima; hijo de la señora Odilia Ochoa, hermano menor de Rubén, Jonathan, Carmen y Óscar; creció muy unido a sus hermanos, pues sustituían la figura paterna.

A muy corta edad su familia se muda a Sacramento, California, en busca del “American Dreams” “mi mamá no veía mucho futuro en México para cinco hijos”, y también era para aprender inglés y tener otra mentalidad “muy padre la experiencia; al final sí logramos nuestro sueño americano de vivir en Estados Unidos”.

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer y con gran orgullo Josué comenta “mi mamá es una guerrera, yo creo que todos mis hermanos sacamos esa parte de ´tienes que trabajar por lo tuyo´ y se lo agradezco porque lo más sencillo es rendirse y ella fue, buscó trabajo, tenía dos al día y uno extra”.

Después de 10 años regresan a México, “uno de los objetivos era aprender el idioma, se cumplió, pero estar lejos de tu raza, de tu familia al fin nos alcanzó, mi madre decidió regresar a Los Mochis, Sinaloa; el cambio si nos pegó, pues vino la inestabilidad económica, adaptarnos acá, pero salimos adelante trabajando duro; siempre me fueron becando, cuando regrese a Los Mochis entré a una (Escuela) Primaria y como jugaba basquet no pagaba colegiatura así también fue en la Secundaría y fueron instituciones buenas, mi madre siempre quería lo mejor para nosotros, buscando una buena escuela, una buena educación”.

Pasaron tres años para que el “Chapo Jones”, volviera a brincar de ciudad y se mudan a Guadalajara; tenía 13 años de edad ahí “representé a la Selección de Jalisco y es donde conocí a Fernando Benítez, jugamos juntos; estuve un semestre en el Tec de Monterrey campus Guadalajara, recuerdo que los entrenadores me decían que no servía en México, que las habilidades que tenía o el talento no servía, que me iba a estancar, que me fuera a Estados Unidos; en un verano viene un entrenador, James Acton, a dar un campamento de basquet, me vió y me ofreció la oportunidad de hacer la High School en San Carlos, Arizona”.

Josué Ruiz regresa a Estados Unidos junto con su hermano Óscar para estudiar High School “yo me apoyé mucho en él (su hermano), él me mantuvo enfocado en lo que fui a hacer a Estados Unidos, que era un sueño que tuve; acá en México veía las películas donde iba caminando el jugador de basquet por el pasillo (de la escuela), siendo popular, las chicas y eso; y yo decía por qué no y cuando llegué allá así fue y desde ahí comenzó este sueño, ahí me dediqué por completo al básquet, lo que más aprendí en San Carlos es a ser humilde y trabajar, no importa qué tan bien llegues a dominar algo, sigue trabajando, sigue preparándote”.

La lucha por parte de la señora Odilia (su mamá), fue realmente sorprendente, pues es gracias a ella que el “Chapo Jones” regresa a la ciudad de Cholula a estudiar la licenciatura “un fin de semana que la UDLAP jugó contra la Bonatera de Aguascalientes, donde jugaba mi hermano Óscar que también estaba becado, mi mamá le dijo al entrenador ´fíjate que tengo un hijo que juega muy bien, estudia en Estados Unidos´ y el entrenador le dijo ´tráigalo a ver si es cierto´, yo vine en Semana Santa y fui a la universidad a conocerla y me quedé becado, fue la mejor decisión y oportunidad que he tenido”.

En ese momento no sabía qué carrera elegir, pero su visión de verle oportunidad a muchas cosas, verse como un hombre de negocios y un hombre que viajara mucho fue lo que lo motivó a decidirse por la licenciatura de Negocios Internacionales.

El primer año de Universidad si fue difícil para él, pues tuvo que aprender muchos hábitos y adaptarse a un sistema escolar donde la excelencia es una regla “lo académico me costó mucho trabajo, pues en Estados Unidos (High School), era puro básquet, no hacía tareas fuera de la escuela y acá necesitaba un promedio para mantener la beca, el primer año apenitas y llegué al promedio, aprendí a balancear mi tiempo, en lo académico, en lo deportivo y en lo social, era entrenar dos veces al día, ir a clases, hacer trabajos, ir al gym”.

Por un momento Josué Ruiz, perdió el piso, porque él quería jugar profesional, pero su familia nunca dejó de aconsejarlo “me ´cayó´ el veinte hasta que conocí a mi novia (Claudia Reyes), ella estudió Medicina, siempre estaba en la biblioteca estudiando y yo en la cancha jugando, al momento de conocer a los suegros ya tenía que estudiar, leer, no ser el que sólo juega basquet y sólo para eso sirve, realmente me metí al estudio, me puse las pilas, salí con promedio de 9; mi novia me ayudó a tranquilizarme, porque antes era el basquet, los amigos, lo social; ella me ayudó a centrarme y a sacar adelante mis estudios”.

La Universidad le permitió al “Chapo Jones” conocer el Continente Europeo e ir a Francia y ver realizado un sueño más; pero también se enfrentó a un país donde la gente es muy fría “ya estaba en clases de francés y en mi penúltimo semestre vi la oportunidad de irme, fue una visión que tuve en ser el primero de mi familia en brincar el ´charco´, fue una experiencia increíble, me alejé del basquetbol, me enfoqué en aprender el idioma bien, viví la experiencia, llegué a unas residencias de la Universidad de Lyon, lo más difícil fue hacer amigos franceses, yo quería convivir con franceses, pero no podía comunicarme bien pues son un poco fríos, fue un proceso que me costó alrededor de tres meses para poder platicar con un francés”. El calor de los mexicanos, ese compañerismo, la alegría “que nos caracteriza”, el basquetbol, a su novia, fue algo que extrañó mucho.

Qué mejor manera de terminar sus estudios universitarios que ganando el campeonato de la CONADEIP (Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas) con los Aztecas de la UDLAP, “con mis compañeros logramos formar una familia ese último semestre, muy padre la experiencia” y una de las personas que ha estado acompañándolo en los últimos años ha sido Luís Cuenca, asistente de Eddie Casiano, “a él lo conocí en la UDLAP, él me decía que sí tenía talento para seguir jugando, pero el mejor consejo que me dio fue que siguiera en la universidad y así como él me dio ese consejo yo se lo daré a todos los Aztecas que conozco”.

Agradece el haber podido cumplir todos sus sueños, a base de sacrificios, dedicación, empeño “soy una persona muy afortunada, que hasta se me hace un nudo en la garganta, porque quizás no debería de tener tanto éxito; si mi madre se hubiera rendido, si mis hermanos y mi novia no me hubieran apoyado tal vez no estaría donde estoy, pero siempre tengo claro que con dedicación, determinación y deseo, yo les digo las tres “D” de la vida”, se consigue salir adelante.

SU DEBUT, CUMPLE SU SUEÑO

En su primer año en una liga profesional, “Chapo Jones” llega a un equipo fuerte, a un equipo donde sabe que trabajando pondrá su nombre entre los titulares “sí me siento un poco intimidado, como me había alejado del basquetbol voy agarrando otra vez el ritmo, sí quedé impresionado”. Sabe que tiene que ser paciente “realmente han sido muy claros conmigo, que va a ser un año de aprendizaje, de desarrollo y que trabaje duro, y es lo que voy a hacer trabajar hasta que se me dé una oportunidad de demostrar todo lo que hemos practicado”, agradece la confianza y la paciencia que le han tenido, sabe que al lado de Eddie Casiano aprenderá “es un entrenador fuerte, que dice las cosas como son, pero yo lo tomo como motivación y, pues, estoy aprendiendo bastante”.

Eddie Casiano le da la oportunidad de jugar durante el partido de Gansos Salvajes el sábado 2 de noviembre, una fecha que no olvidará “estaba muy emocionado, tenía muchos sentimientos porque por fin pude cumplir un sueño que tuve desde la infancia, sí entré con mucha adrenalina, la emoción de poder pisar una cancha a nivel profesional”. Nunca va a olvidar su primera canasta a nivel profesional “¡Wao!, sentí una descarga, tuve un sentimiento enorme, cuando metí la canasta tuve muchas imágenes desde mi infancia, todo lo que he vivido lo vi y decir ´estoy aquí, lo logré´ con el apoyo de muchas personas”. Terminando el partido le escribió a sus hermanos, a su novia y a su mamá para poder compartir esa felicidad que tenía por haber debutado en el profesionalismo.

MIS CURIOSIDADES

Mi libro favorito: “El Monje que vendió su Ferrari”, “me ha ayudado a centrarme”.

Mi música preferida: “Escucho un poco de todo, escucho desde banda, hasta hip hop, románticas”

Comida favorita: “El ceviche y el mole”

Mi mejor amigo en Halcones Rojos: “Se me hace que tengo que buscar uno nuevo, porque se me fue David Huertas, nos quedábamos aquí y llegamos a formar un tipo de hermandad ´padre´, pero con todos me llevo excelente, con “Pocholo” (Jorge Casillas), conoce a mi hermano Óscar que jugó en Aguascalientes, Adrián (Zamora), fue de los primeros con los que conviví acá, Marco (Ramos)”.

Mi mejor amigo (a): “Mi novia, es lo padre de nuestra relación, nos contamos todo”

Mi Travesura: “Siempre me estaba moviendo, llegaba a pelear con mi hermano, pero recuerdo una vez, siempre se aprovechaba de mí, mi hermano Óscar y yo nos peleábamos, le decía a mi mamá ´Óscar me quiere pegar¨, pero una vez que no me pude desquitar pensé en un plan, esperé que se durmiera y le di una trompada en la cara y corrí”.

Extraño: “La comida de mi mamá, mis hermanos, convivir, estar, con ellos”

¿“Chapo Jones”?: “En el norte a los chaparros se les dice ´Chapo´, y en la universidad todo el mundo me conocía como ´Chapo´, pero un día le dije a un amigo que qué sonaba bien con Chapo y me dijo Jones´´ y así salió Chapo Jones”.

Mi primer sueldo: “Me compré unos tenis y le metí el aire acondicionado a mi carro”.

Mi ídolo: “Mi mamá”.

Despedida: “Soy una persona muy humilde, muy agradecida, muy alegre, siempre me vas a ver con una sonrisa, muy amigable, una persona muy dedicada, siempre tengo presentes las tres “D” de la vida: todo empieza por el deseo, tengo el deseo de jugar profesional, tienes que dedicarte y la determinación por lograr ese deseo que tienes”.

no images were found

Boletín Oficial
Síguenos en Twitter @paracomentarse
En Facebook Paracomentarse
Escríbenos [email protected]