Barza a Un Punto del Liderato

Esta Liga puede tener un nombre propio: el de Ousmane Dembéle. ¡Quién lo iba a decir! En un partido muy, muy espeso de un Barça que lo intentó todo y acabó en plena locura, apareció el Mosquito’ para su picada más importante desde que viste de azulgrana. Triunfo agónico y a un punto del Atlético. Y el sábado, el Clásico. ¡Viva la Liga!

Ronald Koeman no se dejó nada y salió con todo, incluidos los apercibidos Messi y De Jong. El 3-5-2-1 habitual, que juega de memoria pero pierde el factor sorpresa para el rival. No fue discutible la actitud de los azulgranas y su puesta en escena, pero es que el Valladolid se plantó en el Camp Nou sin complejos y sorprendió a un equipo que no se lo esperaba.

Espeso Barça, valiente Valladolid

Ter Stegen lo llevaba avisando desde el primer minuto: «¡Las marcas, las marcas». Y los centrales se despistaron cuando Kodro se impulsó sobre Mingueza y Lenglet, y conectó un espléndido cabezazo a centro de Janko. Menos mal que el travesaño se interpuso en el camino, porque el meta alemán estaba batido.

Un serio aviso que trató de corregir el propio Mingueza. A la salida de un córner, su cabezazo fue atrapado por Masip. Después, Leo tuvo su primer libre directo. Salió fuera. Jaime Latre empezó a hacer de las suyas y no vio un codazo de Rubén Alcaraz a Griezmann. Partido peligroso por muchos motivos.

Debía asentarse el Barça, controlar las pérdidas de balón y asustar a un crecido Valladolid. Pasó todo lo contrario. Koeman, en el banquillo, intensificó el diálogo con su segundo. Papel y bolígrafo en mano, y un poco de agua para pasar el trago. Nacho pisó área y su centro lo interceptó Ter Stegen. El doble lateral por la izquierda planteado por Sergio desconcertó a los azulgranas. En cambio, el Barça aprovechó poco los carriles.

Chut alto de Roque Mesa al borde del área. El canario la tuvo a la siguiente acción, avanzó y avanzó muy solo, pero se llenó de balón. La tercera del Pucela. Algo no iba bien. Mejor dicho, iba a peor. Koeman ya no aguantó más y se levantó airado.

Mejora el Barça: Pedri, al palo

Amplitud. Se lo pidió, gesticulando, Messi a Sergiño Dest. El Barça tenía que abrir el campo. Poco a poco, el equipo fue leyendo mejor el partido. Leo logró conectar el balón dentro del área, pero Olaza interceptó desde el suelo. Cada vez que el argentino tocaba el balón, hasta tres rivales se ayudaban para impedir su finalización. Tuvo que esperar el ataque azulgrana a la prolongación del primer tiempo para fabricar la ocasión más peligrosa. Pedri para Messi, rechazó Masip, el balón le volvió al tinerfeño y su chut seco y raso, fue a parar a la cepa del poste. Lástima. Pese a la mejoría de los últimos minutos, mucho que hablar y corregir en los vestuarios.

Cambios de sistema y partido abierto

Y lo que salió de las cuatro paredes fue mantener el mismo once, pero con cambio de sistema. Volvió el 4-3-3 y el Barça se desató. Atacó más, pero también defendió peor. De Jong avanzó su posición, Dembéle y Griezmann se abrieron en banda y Leo ejerció de falso ‘9’. El equipo se volcó al ataque, consciente de que los primeros minutos de la reanudación eran claves y sin ganas de que el reloj se convirtiera en una amenaza más del partido.

Se abrió el juego. Hasta demasiado. En el área visitante, Lenglet abrió el fuego desde lejos. Dembélé se toppó con Masip y en el despeje, Griezmann no afinó el punto de mira. En la otra área, la local, Olaza puso el miedo en el cuerpo. Chut al lateral de la red. Y los blanquivioletas pidieron manos de Jordi Alba dentro del área. El VAR lo revisó y no vio intencionalidad.

Triple cambio de Koeman. Más leña al fuego. Dentro Araujo, Braithwaite y Trincao. Nueva disposición táctica para liberar totalmente a Messi. El Barça totalmente volcado y dejando espacios. Messi primero y el danés después rozaron el gol.

Polémica roja a Óscar Plano

Turno para Ilaix y por si le faltara poco al partido, en una acción en el centro el campo Óscar Plano zancadilleó por detrás a Dembélé y el Valladolid se quedó con diez. Muy protestada la acción por los visitantes. El Barça, a contrarreloj. El último en pisar el césped fue Riqui Puig. Faltaban cuatro minutos.

La locura con Dembélé

El Barça parecía destinado a perder una oportunidad de oro… ¡hasta que apareció Dembélé! El francés aprovechó la prolongación de Araujo a centro de De jong para conector con toda su alma un zurdazo que le dobló las manos a Masip. La locura en el minuto 90. Un gol que puede valer una Liga. ¡Qué partido!

Barça
Ter Stegen; Mingueza (Araujo, 63′), De Jong, Lenglet; Dest (Riqui Puig, 86′), Busquets (Braithwaite, 63′), Pedri (Ilaix, 76′), Jordi Alba; Messi, Griezmann (Trincao, 63′) y Dembélé.

Valladolid
Masip; Javi Sánchez, Bruno, Lucas Olaza; Janko (Hervías, 65′), Roque Mesa, Óscar Plano, Rubén Alcaraz, Nacho; Sergi Guardiola (Marcos André, 76′) y Kodro (Waldo, 84′).

Gol
1-0 M.90 Dembélé (90′).

Árbitro
Jaime Latre (Aragonés).
TR: Óscar Plano (79′), banquillo Valladolid (80′).
TA: Griezmann (28′), Mngueza (43′), Braithwaite (84′)./Bruno (29′), Sergi Guardiola (73′), Sergio (93′).

Con Información de SPORT
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]