Voltereta de la Fiera

León jugó con el fuego del averno y cerca estuvo de quemarse. El campeón se vio obligado a remontar en casa para alcanzar tres victorias consecutivas y así trepar con 17 unidades hasta el octavo puesto de la tabla.

Los tantos de Barreiro y Mena salvaron una noche que llegó a complicarse frente a un Toluca que vendió caro el descalabro. Marcador final de 2 a 1 que afianza a La Fiera en zona de repesca, mientras que los Diablos Rojos dejaron ir el cuarto peldaño.

El once cuerero cambió poco en relación a los últimos duelos, tan sólo la aparición de Dávila en el eje del ataque, siendo Campbell el sacrificado; del otro lado, las intenciones de Hernán Cristante fueron diabólicas, buscando copar el medio campo con un tridente de recuperadores naturales como Ríos, Baeza y “El Gallito” Vázquez.

El conjunto esmeralda no tardó mucho para encimar a los escarlatas, todo gracias a su toque de pelota a lo largo y ancho del campo. Mena, Meneses y las constantes incorporaciones del “Avión” Ramírez, resultaron una verdadera prueba de fuego para una zaga choricera que venía de una floja actuación frente a Puebla.

Si el juego llegó a distorsionarse por ciertos lapsos, mucho se debió a las decisiones de Diego Montaño, quien primero descartó en el VAR una infracción de Colombatto sobre Canelo con el balón en movimiento y luego anuló por posición adelantada una anotación verdiblanca que parecía legítima, pero que ni siquiera se consultó en el monitor.

La primera mitad agonizaba cuando sobre el agregado, Vázquez prolongó de cabeza y quien se encargó de cerrar la pinza fue Michael Estrada. Los “pingos”, en una versión discreta, le estaban haciendo la travesura a un León que no supo capitalizar sus opciones.

Afortunadamente para la causa felina, el empate llegó al amanecer del complemento. La acción prefabricada se gestó en tres toques, donde “El Takeshi” Meneses conectó a segundo palo con Barreiro y el colombiano con la especialidad de la casa, un sólido cabezazo, devolvió al partido al equipo guanajuatense.

En un abrir y cerrar de ojos, la situación se le volteó a unos Diablos Rojos que además tuvieron que prescindir de Estrada por lesión. Pero Cristante no arriesgó, ni tampoco regaló absolutamente nada, apostó por “Kike” Triverio, otro hombre de condiciones ofensivas para acompañar al flamante líder de goleo Alexis Canelo.

León por el contrario no desistió, presionó, buscó la voltereta y al 72´ de tiempo corrido encajó el segundo con un toque de fortuna. Barbieri desplazó a Mena, penalti claro que sancionó Montaño y enseguida, desde los once pasos, García desvió el tiro del “Ángel del Gol”, en una segunda Luis le tapó a Navarro, pero ya con una tercera fue imposible y el mismo Mena terminó por lavar su error.

Hacia el ocaso, los rojos quisieron, pero no pudieron. La Fiera llegará embalada al inicio de la Liga de Campeones de la CONCACAF donde a mitad de semana recibirán a Toronto.
Con Información de ESTO
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]