Tuzos Deja Ir elTriunfo Ante Chivas

Chivas tuvo suerte. Si no fue vencido por el último lugar del Guard1anes 2021 fue gracias al pésimo momento que vive Mauro Quiroga al ataque y a un excelso Raúl Gudiño quien detuvo un penalti en los últimos minutos. El Comandante y Roberto de la Rosa perdonaron a un Guadalajara intermitente y que sigue sin convencer con Víctor Manuel Vucetich al mando.

El Rebaño no pudo ante el colero y sólo rescató un punto de la Bella Airosa. Pachuca no sabe ganar y ahora le toca el líder América. 1-1 final.

El cuadro local sorprendió de inicio. El técnico Paulo Pezzolano movió sus fichas, buscó una nueva solución a los problemas hidalguenses y realizó cinco cambios en su alineación con un poder joven, pero inexperto. Los Tuzos retomaron su esencia, demostraron que son una de las mejores fuerzas básicas del país e incluyeron a dos jóvenes promesas como Jahaziel Marchand y Bryan González. Así le jugaron al equipo más mexicano.

La visita no le movió mucho y sólo Alexis Vega tomó el lugar de Uriel Antuna. Ese fue el único movimiento en la ofensiva rojiblanca. De ahí en fuera, Vucetich volvió a confiar en el once que le dio resultados previos.

Chivas comenzó con la presión y obligó los errores del conjunto local. Su intención de conseguir su segundo triunfo de visita y sobre equipos de la misma familia fue bastante clara. El Rebaño Sagrado se mostró tranquilo, a pesar de tener la obligación de jugarle al peor equipo del certamen. Eso en vez de ser un carga extra, los motivó al máximo.

Pachuca quiso ser diferente en sus terrenos. Sus aficionados están llenos de hartazgo e incluso antes del comienzo de las acciones, varios de ellos se manifestaron de forma pacífica por los malos resultados de su equipo. La relación club-afición ya no es la mejor, y en su funcionamiento quisieron un cambio, y comenzaron con un brío distinto.

La primera de peligro la tuvo el conjunto de la Bella Airosa. Antonio Figueroa demostró su impecable toque y con un servicio quiso desequilibrar a la zaga tapatía. Ayudado por la inteligencia de González, al quitarse de encima la marca del veterano Jesús Sánchez, así lo hicieron en conjunto. Sólo que el joven de 17 años le faltó mucha potencia en su definición y Raúl Gudiño no tuvo problemas en atajarlo. Chivas de esa forma sufrió nuevamente con los ya acostumbrados centros que han permitido a lo largo del torneo. Ayer no fue la excepción.

Los Tuzos buscaron ser mejores, no se intimidaron en su propia cancha, pero Guadalajara se vio distinto, con una presión constante que poco y nada dejó hacer a su rival. En ese momento el juego se tornó de ida y vuelta, pero poco duró. El Rebaño se hizo dueño de las acciones, su apuesta rindió buenos dividendos.

Los rojiblancos encontraron espacios y así lograron herir. En táctica fija fue como lo hicieron. Alexis Vega cobró un tiro de esquina y encontró en el área al ya acostumbrado Jesús Molina. El capitán, recurrente factor en ese tipo de jugadas, le ganó el esférico a Matías Catalán y remató con potencia. Oscar Ustari desvió, pero no lo suficiente.

¡Gol de Chivas! La séptima anotación de Chuy rompió con 243 minutos sin que los de Occidente pudiera marcarle a Pachuca. La racha terminó.

La visita fue ampliamente superior desde ese momento, se creció y mostró sus mejores minutos. En ese lapso fácilmente pudo incrementar su ventaja, así lo buscaron. Isaác Brizuela fue el más desequilibrante, encontró a sus delanteros, pero ambos carecieron de tino.

En la primera, el Conejito centró a la perfección, Alexis Vega remató, pero directamente a las manos del portero argentino. Le faltó dirección.

La segunda conexión fue con José Macías, pero el joven tampoco pudo. Así llegó el descanso, la mejor noticia de los locales hasta entonces.

Guadalajara comenzó muy confiado en el complemento y si no fue rebasado en el marcador fue gracias a la mira chueca del Comandante. Mauro Quiroga agregó una falla increíble más a su colección y cuando ya se cantaba el gol, mandó su cabezazo al poste, ya sin portero. La segunda fue más complicada, pero su remate acabó en el travesaño. En tres minutos, el delantero se lamentó dos veces.

Chivas tuvo suerte y se salvó de forma milagrosa.

El Rey Midas dio ingreso a Antuna, optó por su velocidad, pero nada pudo hacer para cambiar el resultado.

Roberto de la Rosa pudo darle el triunfo a Pachuca, pero Raúl Gudiño fue el héroe de último minuto. El Rebaño no pudo ante el colero, Pachuca mereció más, pero al menos no perdió.
Con Información de ESTO
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]