Victoria del Madrid en San Ciro

El Real Madrid solventó la final de Milán ante el Inter con una victoria muy fácil que le acerca a los octavos de final de la Champions League, El inter, que se jugaba la vida en esta competición, parecía un ogro en la previa y acabó siendo un osito de peluche. Y como ejemplo, su primer y único disparo entre los tres palos no llegó hasta el minuto 81, cuando ya perdía por 0-2. Una muestra de lo fácil que fue el triunfo de un equipo blanco que puede clasificarse para octavos el próximo 1 de diciembre en Kiev ante el Shakhtar.

La primera parte que tuvo el Real Madrid en San Siro fue, sin duda, una de las más plácidas des los últimos tiempos. Zidane repitió el once de Villarreal y como en La Cerámica, los blancos salieron mandando y marcando pronto. Fue Hazard el que marcó el 0-1 en el minuto 7 al transformar un penalti de Barella sobre Nacho. Ese penalti y el gol fue la culminación de una jugada que resumió lo que fue el primer acto. El Madrid tocando y tocando mientras el Inter de Milán se lo miraba todo como si la cosa no fuese con él.

Los italianos parecían que ya estaban en cuartos y no jugándose la vida en Champions. Ni presionaban, ni llegaban al área de Courtois y, además, le facilitaron la vida a los de Zidane que vieron como Conte les regaló que Odegaard estuviese siempre solo para recibir y mover el balón. Si ya el partido era fácil para el Madrid, más se le puso con la expulsión de Arturo Vidal en el minuto 33 por doble amarilla al reclamar un penalti de Varane sobre él. El colegiado no señaló nada, el VAR no le corrigió y Arturo Vidal protestó, vio la amarilla, se encaró con el árbitro que no dudó en expulsar al chileno que se marchó con un enfado mayúsculo.

Eso le daba aún más ventaja a un Real Madrid que mandaba, pero no cerraba el encuentro. Con ese 0-1 se llegó al descanso y en la reanudación, Conte movió el banquillo y el Inter por fin apareció en el partido. Apretó a los blancos que ya no tenían tan dominado el partido y eso instaló nerviosismo en las filas blancas que dieron un paso atrás para defender el fuerte de Courtois. Viendo cómo estaba el partido, Zidane quitó a Odegaard para poner a Casemiro y a Rodrygo por Mariano. Ambos entraron en el minuto 58 y en el 59’, Rodrygo marcó el 0-2 en el primer balón que tocó. Concretamente pasaron 33 segundos entre que salió y marcó, aunque la UEFA se lo dio a Achraf en propia puerta porque el disparo de Rodrygo dio en el defensa ex del Real Madrid.

Como en el Di Stéfano, Rodrygo volvió a ejercer el papel de salvador del Real Madrid ante el Inter de Milán. Su gol fue un paso de gigante para la victoria del conjunto blanco que regresó a la tranquilidad. Volvía a tener el balón, a tocar con tranquilidad ante un Inter que con 10, quería, pero no podía. Zidane refrescó el ataque blanco quitando a Hazard y poniendo a Vinicius.

Cambio de nombres para que el panorama siguiera igual para un Madrid que sumó tres puntos que le acercan a los octavos de la Champions. Todo lo contrario que el Inter al que sólo le queda luchar por la Europa League

Ficha técnica

Inter de Milán, 0
Handanovic; Skriniar, De Vrij, Bastoni (D’Ambrosio, m. 46); Achraf (Alexis, m. 63), Barella, Gagliardini (Sensi, m. 78), Vidal, Young; Lautaro (Perisic, m. 46) y Lukaku (Eriksen, m.86)

Real Madrid, 2
Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Mendy; Modric, Odegaard (Casemiro,m.58), Kroos; Lucas Vázquez, Mariano (Rodrygo,m. 58) y Hazard (Vinicius, m.78).
Goles: 0-1, Hazard (pen. m.7); 0-2, Achraf (p.p, m. 59)
Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra). Expulsó a Vidal por doble amarilla (m. 33). Amarillas a Gagliardini (m.19), Sensi (m.86)

Estadio: San Siro. Sin público por el coronavirus

Con Información de MundoDeportivo
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]