Rayos de Necaxa Vencen a Xolos

Tener gente fue un impulso. La energía que le faltaba a los Rayos. Necaxa estuvo cobijado y en goles que fueron una calca, remates en el corazón del área con colaboración de Jonathan Orozco, subieron el switch y están de regreso en la pelea por un sitio entre los equipos que acceden a la repesca.

Ian González en la primera oportunidad que tuvo no falló. El delantero español aprovechó que Jonathan Orozco se estancó en un balón en el que tuvo que salir, el atacante cabeceó débilmente el esférico, lo suficiente para abrir la cuenta. El Victoria celebró el primer tanto con gente de carne y hueso. No más hologramas o rostros de cartón.

La rabia de los perros aztecas tardó en aparecer, fueron dóciles e inofensivos varios minutos.

Todo era bueno para los electricistas, pero en ese instante Jair Pereira salió lesionado. Mario de Luna tomó la estafeta.

Tijuana quiso aprovechar ese instante de distracción. Bryan Angulo con un tiro de lejos que alcanzó a desviar Ángel Malagón contestó tibiamente.

Los Rayos siguieron activos. El Profe Cruz los alentó a incrementar el marcador.

David Cabrera a través de un disparo lejano se quedó cerca de dar el segundo choque eléctrico, su tiro pegó en el poste y luego salió.

La jauría de a poco se quitó de encima a los hidrocálidos. Jonathan Orozco quiso lavar su error. El portero pidió cobrar un tiro libre. Pablo Guede lo observó con desconcierto, pero lo dejó, Jona cobró, sin embargo, su intento pegó en la barrera.

Xolos fue más insistente. Angulo entró solo al área, tardó segundos en tirar, eso le dio tiempo a la zaga de recuperarse y tapar su disparo.

El juego se volvió más rudo. Los roces estuvieron en todo el campo. Marcel Ruiz se calentó luego de que no le señalaron una falta.
Adonai Escobedo comenzó a perder el control del juego, para su alivio se pausó la batalla.

Los Rayos parecieron recargarse en el entretiempo. Necaxa regresó al campo con la insistencia de antes.

El árbitro comenzó a ser el protagonista del partido. Necaxa pidió un penalti por una supuesta mano de Kevin Balanta en el área, pero Adonai lo negó con apoyo del VAR.

En la siguiente jugada la polémica estuvo en el área hidrocálida. Ángel Malagón derribó a Mauro Lainez y Escobedo, a pesar de los reclamos locales, marcó la falta.

Bryan Angulo tomó el balón, disparó, pero Malagón detuvo el tiro. El penalti pudo repetirse por el movimiento que realizó Ángel antes de la ejecución, sin embargo, el árbitro continúo con el juego.

Luego de eso vinieron cambios. El juego bajó sus revoluciones hasta que Fernando Arce, recién ingresado, incrementó el marcador con un remate de cabeza. La jugada fue una calca del primer tanto.

Los perros se fueron al frente, pero el tiempo se agotó. Necaxa electrocutó y lo hizo con espectadores.
Con Información de ESTO
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]