Los Campeones Chiefs Inician con Victoria

El corredor novato Clyde Edwards-Helaire se robó la noche y puso a los Chiefs en camino a la victoria para abrir la defensa de su título de Super Bowl ante Houston

Como si hiciera falta, los campeones Kansas City Chiefs tienen una nueva arma ofensiva. Los Chiefs salieron favorecidos en las líneas de apuesta por una línea de -9.5 puntos sobre los Houston Texans, pero no tardaron demasiado en hacerla ver muy corta en el primer partido de la temporada regular del 2020 en la NFL.

En un Arrowhead Stadium a un aproximado del 22 por ciento de su capacidad –gracias a la pandemia de coronavirus–, los Chiefs mandaron un mensaje que el resto de la liga no puede ignorar: la plantilla del equipo que lo ganó todo en el 2019 luce mejor en el 2020, luego de una victoria contundente por 34-20 sobre los Texans.

La noche del novato

Clyde Edwards-Helaire se robó la noche. El novato corredor de Kansas City, único jugador en su posición en ser elegido en la primera ronda del draft, acarreó el ovoide 25 veces para 138 yardas con un touchdown.

No le tomó mucho tiempo a Edwards-Helaire demostró que pertenecía en la NFL, incluso sin el beneficio de una temporada baja normal.

No es que le hicieran falta armas a los Chiefs. Después de todo, con el ala cerrada Travis Kelce y los receptores abiertos Tyreek Hill, Sammy Watkins, Mecole Hardman y Demarcus Robinson, ya eran todo un reto para cualquier defensiva rival.

No se trata de ir esculpiendo el busto de Edwards-Helaire para Canton, pero no debemos minimizar el desempeño del producto de LSU, o el impacto que puede tener a largo plazo balanceando esta ofensiva. Este equipo luce mejor ahora –sí, después de un partido– que el año pasado con LeSean MCCoy y Damien Williams.

Relevo de lujo

Edwards-Helaire no fue la única cara nueva con una actuación brillante por la noche del jueves. El guardia Kelechi Osemele –contratado para cubrir el hueco en la línea ofensiva después de que el liniero ofensivo-médico Laurent Duvernay-Tardif declinara participar en la campaña para luchar contra el COVID-19 en su natal Canadá– lució dominante abriendo huecos para Edwards-Helaire.

Osemele ya jugó en líneas ofensivas agresivas en el ataque terrestre en sus días con los Baltimore Ravens, y de repente con la llegada del novato, se abre todo un abanico de posibilidades para Kansas City. ¿Emularán a la máquina arrolladora de los Ravens del año pasado? Para nada. Pero, ningún rival quería ver esta nueva faceta de los Chiefs.

Línea ofensiva interior de Texans

A un lado de la balanza, estuvo un buen desempeño –no perfecto– de los Chiefs. Al otro lado, una serie de errores por parte de Houston que facilitaron su derrota.

El interior de la línea de los Texans se mostró particularmente vulnerable durante el tramo del partido en que se les salió de las manos. El tackle defensivo Chris Jones fue bastante efectivo con maniobras por dentro y por fuera del guardia Zach Fulton, quien tuvo las manos llenas toda la noche. El guardia izquierdo Max Scharping también tuvo una noche complicada.

Este rubro tendrá que ser uno para poner atención en las siguientes semanas.

El mando de jugadas

Bill O’Brien, gerente general, es uno de los más criticados en su posición alrededor de la liga. Bill O’Brien head coach, también. Como si no hubiera sido suficiente la muestra de poderío ofensivo que se llevaron los Texans en la pasada postemporada, cuando –después de ponerse arriba por 24-7 en el primer periodo– se vieron materialmente destruidos por la ofensiva de Patrick Mahomes para terminar perdiendo por 51-31.

Ante un equipo con esa capacidad de anotar puntos, ¿vas a jugar un plan de juego conservador? En cuarta y 4 yardas por avanzar, con el partido empatado a 7 puntos, despejas a medio campo. La decisión de O’Brien contrasta de gran manera con la decisión de Andy Reid de jugársela en cuarta oportunidad y 1 por avanzar en la serie previa, manteniendo con vida el avance que culminó en touchdown.

En su primera serie del segundo tiempo, ya con una desventaja de 24-7, O´Brien mandó tres jugadas de pase –una terminó en captura– contra cinco acarreos de David Johnson. Necesitando descontar una ventaja de doble dígito cuando todavía hay tiempo para maniobrar, sacas el ovoide de las manos de tu mejor jugador, Deshaun Watson. Si a eso le sumamos que O’Brien gerente general decidió prescindir de su mejor arma durante el receso de temporada, deshaciéndose de DeAndre Hopkins, la remontada se tornó imposible.

¿Quién para a los campeones?

Este partido, se suponía, sería una de las mejores pruebas para Kansas City en el año. Por eso se eligió para dar la patada inicial a la Semana 1. El marcador final no refleja fielmente el dominio de los Chiefs, y es justo preguntarnos –aceptando de antemano que todos los equipos sufren altibajos a lo largo de una campaña–, ¿quién les va a competir? Viene una visita a Los Angeles Chargers en la Semana 2, y otra a los Ravens en la Semana 3. Si esos dos rivales no ponen mayor resistencia que Houston, la temporada regular se puede convertir en un paseo por el campo para Mahomes y los suyos.
Con Información de ESPN Digital
Síguenos en Twitter @paracomentarse y @yadimota
En Facebook, Periscope e Instagram en ParaComentarse y Yadira Mota Lopez
Escríbenos [email protected]